Las empresas mueren; el talento, no.

Winston Churchill sentenció que “las actitudes son más importantes que las aptitudes”. La realidad es la que es… y también es como la hacemos. Ante las circunstancias, uno se puede dejar llevar, puede rendirse, luchar, deprimirse y…, por qué no, ¡echarle un poco de imaginación! Y si no vean Orizonia Talentos, una plataforma online creada en tiempo récord para dar salida a los profesionales de Orizonia, el grupo turístico que acaba de caer dejando en la calle a 5.000 trabajadores. “Queremos seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer, nuestro trabajo. Somos un grupo de profesionales que hemos decidido unirnos para ofrecer NUESTRO TALENTO”, se puede leer en la web. Toda una declaración de intenciones.

No es la primera plataforma de trabajadores en pie de guerra ante el drama que supone el cierre de su empresa –ahí están las web de salvemos Telemadrid o en defensa de la Universidad Complutense–. Lo diferente es, sin duda, la energía positiva y la creatividad con la que este colectivo ha decidido coger el toro por los cuernos. La idea, sencilla: hacerse ver para poder encontrar empleo, ser proactivos y no resignarse a acabar engrosando la cola del paro. “Tenemos el talento, la pasión y las aptitudes que hacen grande a una empresa y queremos compartir nuestras ideasinspiración y esfuerzo. Nuestro futuro es hacer lo que nos apasiona”, afirman los autores de Frank Hoeft y Pablo Grillo, dos diseñadores web que trabajaban en marketing online que se sienten, sobre todo, creativos. En poco más de una semana –la web está operativa desde el 20 de febrero– ya aglutina los perfiles de más de mil trabajadores afectados por el cierre; su vídeo Harlem Shake Orizonia se acerca a las 100.000 reproducciones y, lo mejor de todo, están empezando a recibir ofertas de empresas interesadas –las categorías más solicitadas son las de administración, informática e IT, agentes de viajes, marketing y comunicación, comercial y ventas–. “La idea surgió de una necesidad. Y es algo positivo en medio de tanta negatividad”, señala Inés, otra de las trabajadoras implicadas en el nacimiento de la plataforma. Fuente: Capital.