Consejos antes de solicitar financiación

1. Cotejar la publicidad: Para evitar sorpresas, se debe comprobar que la publicidad de los créditos se ajusta a la realidad. Es posible que las condiciones anunciadas no estén actualizadas. 

2. Comparar ofertas: El abanico de posibilidades es muy amplio. Es aconsejable estudiar con calma las condiciones del préstamo y comparar los términos de los diferentes créditos que ofrecen diversas entidades financieras, para después decidir con fundamentos cuál es el más conveniente.

3. Mirar las comisiones: Algunos prestamistas cobran por el estudio y la apertura del préstamo. También suelen incluirse comisiones por pago anticipado o por cualquier gestión solicitada por el cliente.

4. Tener ahorros: Dado que los créditos hipotecarios cubren entre el 70% y el 80% del valor de tasación de la vivienda, hay que disponer de entre un 20% y un 30% del precio del inmueble, además de otro 10% para los gastos.

5. Tipos de interés: Lo más importante es saber cuál es el Tipo de Interés Nominal(TIN) y la Tasa Anual Equivalente (TAE). Este último es un dato más realista del coste real de la financiación al incluir los intereses, más las comisiones y los gastos.

6. Grado de vinculación: La mayoría de los préstamos están condicionados a la domiciliación de la nómina y la contratación de otros productos como seguros, planes de pensiones o fondos de inversión.

7. Leer la letra pequeña: Es muy recomendable solicitar una copita del contrato y leerlo con calma antes de firmarlo, con el fin de saber perfectamente qué es lo que se contrata y con quién.

8. Hacer cuentas: Existen multitud de simuladores que ayudan a calcular las cuotas del préstamo en función del plazo, el interés y la cantidad solicitada. Asimismo, hay herramientas para saber el total de intereses a pagar en toda la vida del crédito. Fuente: Cinco Dias.