Es un área especializada, en la que se gestionan intereses de empresas que, por volumen de operaciones o configuración jurídica, están obligados a llevar contabilidad ajustada al Código de Comercio y demás normas mercantiles y tributarias.

Este departamento está formado por equipos de trabajo que se encargan del seguimiento de grupos reducidos de empresas. Estos equipos están dirigidos por Economistas y expertos contables que se encargan del seguimiento, estudio y análisis de la contabilidad, ordenándola para la formulación de las Cuentas Anuales, asesoramiento contable y mercantil, confección de las declaraciones fiscales y en general todas las actividades ante los Órganos, Gestión e Inspección de la Administración Tributaria, Registro Mercantil, etc.

La gama de servicios en esta área es amplia, va desde la puesta en marcha del sistema contable hasta el mantenimiento de los registros. En aquellos casos en que nuestro cliente dispone de estructura administrativo-contable, los servicios que en esta área se centran tanto en la supervisión periódica de la contabilidad como en la realización de trabajos especiales de colaboración en conciliación de cuentas.